miércoles, 21 de septiembre de 2016

Las más grandes maldades siempre tienen apariencia de bien (por eso son grandes maldades, porque tienen una gran o infalible estrategia) y, ante miles de tontainas intelectuales que jamás las cuestionan, se hacen invencibles (como injusticias-terrorismos invencibles gracias a los tontainas de remate que se creen o vacilan en tener "inteligencia" (o imponen tal creer, ¡qué fácil!)
http://delsentidocritico.blogspot.com.es/
LA AGONÍA GRACIAS A ELLOS YA ESTÁ DESENCADENADA Y GARANTIZADA
Ahora hay desvergonzadamentelos intelectuales más necios y más estúpidos y más interesados-podridos que haya habido en toda la historia y en todo el Universo, objetivamente (me ha tocado tal suerte)
Quizás sea por la imparable condescendencia que ahora existe (a través del espectáculo, de lo frívolo, de lo mediático, de líneas impuestas por lo anterior en la literatura) con el error subiéndolo a un pedestal de invencible poder.