jueves, 2 de marzo de 2017

El bien jamás admite el aceptar un mal o el respetarlo, o el callarlo o
el darle ventajas por beneficiarlo
Es igual a tu salud, o es igual a la razón-ética, o es igual al medio ambiente.
Tú proteges al bien (o al que aporta razón-ética) o, si no, lo matas; así solo es eso o así solo funciona objetivamente.
http://tusinrazonenturbia.blogspot.com.es/
LA DEFINICIÓN EXACTA DE CÓMPLICIDAD CON EL MAL ES RESPETAR DE ALGUNA FORMA UN MAL, ¡EXACTO!, y para más desvergüenza tal indecente respeto lo justificas.
La LUZ es jamás respetar a la antiluz o a lo que elimina la luz, ¡no engañes más!: la función de la luz es salvar la luz y la función de la razón es salvar la razón, ¡no engañes más!
Ninguna frase es digna de que la digas si, por ella en la práctica, no lo das todo porque sea verdad, ¡sí, exacto!, ¡falsantel