domingo, 1 de mayo de 2016

SER ÉTICO ES AYUDAR A LA VERDAD, sí o sí ,¡siempre!, para que la falsedad no gane más, porque se paren ya sus EXCUSAS de MAL.
Un hombre que de verdad es ético nunca respalda antiéticas: A MÍ NO ME TOMAN EL PELO ¡ni a la ética misma!