domingo, 5 de agosto de 2012

NIÑOS EN LA CÁRCEL
. "Nuestro cuerpo es lo único que nos queda para protestar". Héctor Llaitul

1 comentario:

José Repiso dijo...

Todo ser vivo DA una "valoración" a las cosas (por ejemplo: un gato da a un perro "un valor de confianza" distinto al que da a un conejo - el ser humano, por indiferencia, puede darlo supuestamente nulo o mínimo pero, aun así, lo da -).
Por lo tanto, "valorar" es su condición inevitable y, con ella, si quiere mejorar, habrá de valorar la información que recibe y, a su vez, dignificarla -y a quien, con un esfuerzo de coherencia, la ha ofrecido-. Eso es lo esencial que debe "aprender" un ser humano porque... demuestre valores.

El no saber valorar es peor que el odio. Por ejemplo: Si no valoras a Jesucristo y a sus hechos, ¿cómo vas a ser cristiano?; si no valoras los esfuerzos del que demuestra, ¿cómo vas a ser humano valorando la verdad?