sábado, 31 de diciembre de 2011

Antes de darse una información sobre algo se cuenta con: LO QUE PARECE -con unas concepciones erróneas de afección cultural  o ideológica en ceguedad de prejuicios- y LO QUE SE QUIERE HACER QUE SE PAREZCA para un beneficio particular -con unos intereses por medio- hacia un DIRIGISMO alineador que actúa a modo de proteger tal tendencia.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Una publicidad intenta DIRIGIR a alguien de que algo es mejor con concepciones no rigurosamente racionales; un partido político igual, e igual muchos medios de comunicación.

Al final, el ser humano absorbe eso o se educa de eso su capacidad para valorar las cosas porque evidentemente, las cosas, ya se las han dado dirigidas o manipuladas.