domingo, 1 de mayo de 2011



IMPUNIDAD Y DESCONSUELO SISTEMÁTICO





Tortured in Chile

4 comentarios:

José Repiso dijo...

El error mórbido que se produce ahora es que un exceso de mediación, un exceso de comunicación -o de información- convenida o interesada o caprichosa siempre tiende a lo espectacular; es decir, "la información de injusticias" -que requiere el máximo rigor o concienciación- ya tiende a lo espectacular, en claro, a lo frívolo, al ninguneo de tales injusticias.

José Repiso dijo...

Algunos "sabios de la inutilidad" -resultado, claro, sólo de esta sociedad de la comodidad mental pero de una pedantería total para aparentar "saber"- conciben lo que es la "injusticia" como algo "de sopetón",o sea, "que ha aparecido ahí" -por lo que ya hay que rezar al menos o resolverlo también "de sopetón"-.

Pues no, rotundamente, la injusticia... "va sembrándose", "va cultivándose por muchos sinvergüenzas o irresponsables" -quizás usted también lo haga-, "va desarrollándose" -porque nadie pone un debido contradesarrollo o un medio no tan idóneo para que se desarrolle- y, al final, al final, "ya sale", "se manifiesta", es decir, "fructifica" tras todo eso.

José Repiso dijo...

Si le da de lado al que sufre su complicidad con lo injusto, ¡enhorabuena por su sangre fría e irresponsabilidad!


LA DESTRUCCIÓN Y "SUS DIABÓLICOS BUENOS" (todo es máscara para ellos).

José Repiso dijo...

Cada uno se lo monta -y contra los hechos o contra la ética- con su "teatro de bueno"; y, cuanto más poder tiene, más "teatro de bueno" IMPONE; y, cuanto más mediación y negocio de influencias y de peloteo, pues aún más "teatro de bueno" IMPONE a toda falsedad para ya pudrirlo -de ellos- todo.
Pero, detrás de eso, queda lo mismo, la realidad, lo que niegan y lo que pisotean, los hechos.
----

En todas las partes del mundo se pisotean los derechos humanos -no hay sitios privilegiados o exentos de eso- pero en algunos lugares se pisotean cientos de veces más que en otros; precisamente en donde más poder hay para decir o imponer que no lo hacen o no hacen nada o son muy buenos -para sus conveniencias de más poder y de mentiras-.